Aunque en Baja California se han celebrado cerca de 200 bodas entre parejas del mismo sexo desde el 2015, sus uniones siguen prohibidas por la constitución estatal. Actualmente, los matrimonios entre personas del mismo sexo solamente se pueden lograr a través de un amparo concedido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Esta traba podría cambiar en unas semanas, en la que Baja California podría convertirse en el siguiente estado a nivel nacional que reconoce y permite el matrimonio igualitario.

Por ello, una red de celebridades bajacalifornianas decidió alzar la voz y exigirles a las autoridades de su estado que legislen a favor de la igualdad y la no discriminación.

Exitosos y reconocidos cantantes, personalidades de televisión, actores, empresarios e influencers le hicieron un llamado al Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, así como a los diputados del Congreso de Baja California, para que voten a favor del matrimonio igualitario.

Entre los artistas bajacalifornianos que se sumaron a la campaña destacan los integrantes de Reik: Jesús Navarro, Julio Ramírez y Bibí Marín; los integrantes de Matisse, Melissa Robles y Román Torres; las cantantes Carla Morrison, Julieta Venegas y Vanessa Zamora; el actor Chema Yazpik; la conductora Viviana Martínez; la comediante Gaby Navarro; la Tik Toker con más seguidores en México, Kimberly Loaiza; los influencers Alex Tienda y Alexandra González; la chef Marcela Valladolid; y el empresario restaurantero Diego González.

“Negarle su derecho al matrimonio a las personas LGBT es negarle un derecho humano a un sector de la sociedad que diariamente contribuye a su estado”, comentó Jesús Navarro, vocalista de Reik. “Para lograr una Baja California más justa y más libre, es urgente que nuestras autoridades legislen a favor de todos los bajacalifornianos.”

En colaboración con la organización LGBCT –un grupo de la sociedad civil liderado por jóvenes que promueven la inclusión LGBT en Baja California— se lanzó la campaña #MatrimonioIgualitarioBC para hacerle un llamado a las autoridades del estado para legislar a favor de la igualdad.

“El matrimonio igualitario se ha socializado ampliamente en Baja California: ya se pronunció a favor la Suprema Corte, ya se pronunció a favor la sociedad del estado, solamente falta el apoyo de nuestras autoridades”, señaló Alejandro Sánchez, co- fundador de LGBCT.

En dos ocasiones, la XXIII Legislatura del Congreso de Baja California ha intentado reforma la constitución de Baja California para definir al matrimonio como la unión de dos personas, sin distinguir el sexo de los contrayentes. La última vez que la iniciativa fue votada por el Congreso de Baja California, recibió 16 votos a favor, con lo cual se quedó a un solo voto de obtener la mayoría requerida para reformar la constitución.

 

View this post on Instagram

 

@lgbct_bc

A post shared by Jesús Navarro (@chuinavarro) on

En esta tercera ocasión, la iniciativa fue presentada por un grupo de doce diputadas y diputados representantes de las distintas fuerzas políticas del Congreso, incluyendo: Juan Manuel Molina, Miriam Cano, Montserrat Caballero, Julia Andrea González, María Luisa Villalobos, Eva Rodríguez, Ramón Vázquez Valadez y Rosina del Villar (MORENA); Elí Topete Robles (Movimiento Ciudadano); Julio César Vázquez Castillo (Partido del Trabajo); Fausto Gallardo (Partido Verde); y María Trinidad Vaca (independiente).

“Baja California está lista para avanzar hacia un estado más democrático e inclusivo que no discrimine a nadie, sin importar su orientación sexual”, señaló una de las diputadas inicialistas, Miriam Cano (Ensenada). “Esta iniciativa va en el sentido de salvaguardar los derechos humanos de los ciudadanos, según lo establece el artículo primero de la Carta Magna de México”, puntualizó el diputado Juan Manuel Molina (Mexicali).

La iniciativa se encuentra en análisis por la Comisión de Gobernación del Congreso, y podrá ser discutida por el pleno del Congreso en las próximas semanas.

Por ello, la red de activistas a favor del matrimonio igualitario en Baja California buscará acercase con distintas autoridades de Baja California para dialogar sobre la importancia de legislar a favor de los derechos humanos y la no-discriminación, así como de los beneficios que vería el estado al tener una sociedad más libre y más justa.